miércoles, 30 de octubre de 2013

Sketch de Sinestro, por Bruno Redondo

Ya por la tarde Bruno Redondo regresó a la zona de terrazas y volvió a sentarse a nuestro lado. En esta ocasión, llegaba con un dibujo a medio terminar de la Bestia. Con ese dibujo pagaba las juergas de la noche pasada. Mientras lo completaba formamos una pequeña lista. Yo estaba situado de fábula. El segundo. El problema es que Bruno dio prioridad a las commissions, algo lógico, y llegaron varias. Cada una le llevaba unos tres cuartos de hora. Delante de mis ojos vi como dibujaba a Green Arrow o Canario Negro. El resultado en ambos casos fue magnífico. Por fin, llegó mi turno. Le pedí un Siniestro. Un Sinestro me corrigió él. Y es que, es cierto, el villano de Green Lantern se llama así en realidad por más que nos empeñemos en añadirle la "i". La verdad es que compartir todo ese día con Bruno fue un regalo impagable. Me resultó uno de los artistas más naturales y cercanos que haya visto jamás en unas Jornadas como estas. Y eso que el día anterior me había dado una sensación distinta. A veces las primeras impresiones no son correctas, afortunadamente.