jueves, 9 de febrero de 2017

Sketch de Verdún, por Iñaki Holgado

Tras conseguir la ilustración de Iñaki Holgado volví a lo que me había traído realmente a San Sebastián. El trabajo.  Tras cumplir con mis obligaciones laborales, A eso de las tres y media de la tarde, me dirigí a comer. Para ello pasé frente a la entrada del Kursaal. Cual fue mi sorpresa cuando me encontré allí hablando con dos personas al mismísimo José Luis García López. No me lo pensé dos veces y me acerqué hacia él. Le pedí permiso para sacarme una foto con él y le trasladé en menos de un minuto toda mi admiración. Tras ello, volví a buscar un restaurante donde llenar el estómago. Después de comer, tuve la suerte de que el temporal bajó su fuerza con lo que no necesitaba seguir con él. Las imágenes más importantes ya las había conseguido por la mañana. Eso me dejaba, durante la tarde, otras dos horas y media libres en las que podría visitar de nuevo el ComikD. No me creía mi suerte. Nada más entrar me encontré a un montón de gente reunida tras unas mesas en una esquina del recinto. Se trataba de la reunión de futuros autores con los editores. Tenía su gracia verlos allí. Se mascaba la tensión. En un stand diferente al de la mañana me encontré de nuevo a Iñaki Holgado. Prácticamente acababa de llegar con lo que no había ningún tipo de cola. Esta vez sí me dije que iba a conseguir mi ejemplar de Verdún dedicado. Lo compré y se lo pasé. Cuando le pedí permiso para grabarle, Iñaki me propuso ponerme tras él para que el dibujo no saliera al revés en el vídeo. Todo un detalle. Tras colocarme en mi sitio, comenzó el espectáculo. Da gusto contemplar a artistas como Iñaki completar toda una obra de arte en cuestión de unos minutos. Una maravilla.