lunes, 20 de octubre de 2014

Sketch de Guillermo de Uzes, por Ángel Unzueta


El pasado Viernes, el mismo día que salía a la venta, se celebró la presentación de Reliquias, el último trabajo de Ángel Unzueta al que le ha dedicado cerca de dos años. Al acto, además del artista, asistió también su guionista, el debutante Koldo Azpitarte de quien he leído cientos de artículos en revistas de cómic y habitual de las presentaciones del bocho. Yo por cuestiones laborales no pude acudir al acto. Afortunadamente, dado que el día estaba tranquilo, sí pude escaparme unos minutos del trabajo y acercarme a la sesión de firmas. Por supuesto, quedé el último de la cola y no era precisamente corta. Tenía por delante aproximadamente a unas diez personas. Hay que tener en cuenta que Ángel había comenzado a dedicar cómic unos 45 minutos antes. Cada sketch le llevaba cerca de unos diez minutos con lo que la espera iba a ser larga. Mientras llegaba mi turno vi pasar por delante de mi sketches increíbles. Cada uno de ellos era distinto al anterior y estaban bastante detallados. Lo cierto es que dada mi posición y la hora que era yo pensaba que me iba a realizar un dibujo mucho más sencillo. Estaba resignado a ello. Eran ya las diez de la noche y los comerciantes de la tienda comenzaron a meter prisa a Ángel. Estaba a punto de llegar mi turno. Un par de sketches más y me tocó a mí. Le dije que me dibujara lo que quisiese. Cogió su lápiz y me completó este magnífico Guillermo de Uzes. Un sketch al que le dedicó su tiempo, casi siete minutos. Sin duda, he quedado muy agradecido a Ángel quien pese a las presiones aguantó el tipo por sus lectores. Posteriormente, le pasé el cómic a Koldo Azpitarte para que me lo firmara. Había preferido dejar la hoja en blanco para que Ángel desplegara todo su arte en ella. Ah por cierto, nos regalaron una fabulosa lámina de Reliquias firmada por los autores. Una noche redonda.