miércoles, 8 de octubre de 2014

Sketch de Betty Barnowsky, por Joël Callède


Una vez concluyó su dedicatoria Nicolas Tabary volví sobre mis pasos para regresar a la mesa de Joël Callède. La primera vez que había pasado por allí el autor no estaba presente. Afortunadamente, en esta ocasión sí estaba aunque de pie. Yo me acerqué a él y le pregunté si iba a firmar ejemplares y él me contestó que sí. Rápidamente, regresé al puesto de venta de cómics a hacerme con el tomo de XIII dedicado a Betty Barnowsky, que es el que este artista dibuja.
Hay que tener en cuenta que todos los cómics que compraba son en francés por lo que no quería terminar con uno en mis manos sin dedicatoria. Este en cuestión, además, no ha salido todavía en España si no me equivoco. Rápidamente, cogió su lápiz y comenzó a dibujar a la protagonista de la historia. Fue muy amable. La pena es que no se arrancó con el rotulador pero todo no se puede tener. En cerca de una hora había obtenido los sketches que iba buscando en este Baionakomiki era hora de detenerse para comer. Tenía toda la tarde para completar una jornada que ya era redonda.