lunes, 13 de octubre de 2014

Sketch de Milly Chantilly, por Arnaud Poitevin





















Por la mañana, a mi mujer le habían gustado las dedicatorias que dibujaba el artista Arnaud Poitevin, quien estaba sentado junto a la guapa artista Lulu Inthesky. Para cuando Xabier Fourquemin me había terminado de firmar su tomo, este autor ya estaba libre.
Rápidamente compré su cómic Confessions d`un canard Sex-Toy y se lo llevé. En ese momento, estaba terminando una dedicatoria; aunque no había nadie en la cola. El dibujo era magnífico. La protagonista en ropa interior en un plano americano. Una vez terminó cogió otro tomo que tenía para firmar y lo abrió. Fue en ese momento cuando se percató que estaba yo allí esperando. Apartó el otro cómic y me pidió el mío. Poco a poco dio forma a Milly Chantilly y al patito Sigmund, su juguete sexual. En mi caso, me tocó al personaje dándose un baño de espuma. Si os fijáis en la foto que adjunto en este post podéis observar el sketch que dibujó antes del mío, el del plano americano. Aunque en el mío se vea menos cuerpo no deja de ser fabuloso.