lunes, 25 de junio de 2018

Ilustración de Samurai, por Mitsuru Nagata


Este pasado Fin de Semana se ha celebrado el Salón del Manga de Bilbao. El Viernes comencé mi jornada laboral muy temprano por razones especiales por lo que mis jefes me permitieron salir antes para descansar. Además previsiblemente, y así fue, todavía tendría mucho trabajo por delante el día siguiente. La cuestión es que me corroía la incógnita de qué hacer. Podía irme a casa a relajarme o intentar sacar partido al Salón del Manga de Bilbao durante ese tiempo que me había surgido. Como digo, el Fin de Semana tenía toda la pinta de que iba a ser imposible. Finalmente decidí acercarme al certamen de cultura japonesa del Palacio Euskalduna. En la planta de arriba encontré, como siempre, los pequeños stands tipo Artist Alley en los que se venden un sinfín de láminas, pegatinas y productos de todo tipo. En algunos de ellos también se realizan commissions y se venden ilustraciones originales. Me paré en el habitual. El de Naikiria, Luvami e Iratxe YC. Le eché un primer vistazo rápido. En el puesto se encontraban en ese instante las dos primeras. Mi objetivo principal era Iratxe YC a la que suelo pedirle alguna commission así que decidí esperar algo más. Cuando cogí las escaleras para bajar a la zona donde se encuentra el grueso del certamen me crucé precisamente con ella. Allí mismo le comenté que le quería pedir un encargo. En esta ocasión tenía su dificultad. Me dirigió de nuevo al stand y me explicó los precios. Por supuesto, lo tenía muy claro y le di el ok. El resultado tendréis que esperar para verlo. Dado que la labor le lleva su tiempo retomé mis pasos hacia la planta baja del Salón del Manga. Allí me encontré decenas de puestos llenos de merchandising, algunos de cómics y comida japonesa. Ni una sola sesión de firmas de ningún tipo. En mi opinión este es un detalle que me parece bastante triste. En definitiva, los autores manga, que los hay también nacionales, son siempre los grandes olvidados. Al final, todo está demasiado centrado en el merchandising y el cosplay mientras el dibujo está bastante olvidado. Lo más parecido que había por allí era el stand del comercio Goya en el que llevan a algún ilustrador para hacer demostraciones de rotuladores. Por cierto, que, en ese momento, estaba por allí Marisa Artist a la que saludé. Afortunadamente sí encontré el puesto de Mitsuru Nagata, autor japonés afincado en Barcelona habitual del Salón del Manga de Bilbao. Tanto que ha sido el encargado de firmar el cartel anunciador de este año. Tras echar un vistazo a sus ilustraciones Sumi-E. Decidí adquirir una de ellas. Antes comentaré que esta se trata de una técnica de dibujo chino monocromático en tinta implantado durante la Dinastía Song que se trasladó a Japón en el Siglo XIV (Gracias wikipedia) Además el artista estaba en ese momento dando una clase práctica de caligrafía japonesa a unos metros del stand. La ilustración que adquirí está protagonizada por un Samurai. Todas ellas vienen acompañadas de un texto. En la mía se puede leer: Gashinshontan, Esforzarse mucho para conseguir el objetivo. Eso es lo que hice. Ja, ja.