lunes, 16 de octubre de 2017

Ilustración de Spider-Man, por Marcos López

Qué pena. Qué muerto que está Bilbao. Me he tirado dos meses sin trabajar y tan solo se ha celebrado la presentación del último trabajo de Paco Roca y el Mangamore de Amorebieta donde la presencia de dibujantes es más bien escasa. Perdón, ahora recuerdo que me perdí un acto con Ana Miralles al estar fuera. En cualquier caso muy, muy escaso para sesenta días. Menos mal que a la vuelta del trabajo me he encontrado tres piezas de un compañero de curro aficionado a esto de ensuciar hojas en blanco. Y la verdad es que lo hace muy bien para ser tan solo un aficionado. Esta primera que cuelgo hoy es la peor de las tres. Es cierto que tiene algunos defectos pero aún así la ilustración vale la pena. Recordad que son dibujos descartados por su autor. De hecho estaban abandonados en una mesa de la oficina. Por cierto, no lo he dicho todavía el artista es Marcos López, del que ya tengo varios dibujos colgados en este blog. Ah...Por supuesto que le he pedido permiso para llevármelos a casa. ¿Qué os pensabais? Ja, ja.