domingo, 14 de julio de 2013

Sketch de Blacksad, por Juanjo Guarnido

Y llegó por fin el Salón del Comic de Getxo. Mi intención era acudir el Viernes pero por cuestiones laborales no pude ir. Mi sorpresa fue mayúscula cuando sí se me permitió ir el Sábado. Algo, en mi caso, muy poco habitual. Así que me acerqué cargado de ilusión. En esta ocasión, me propuse dos objetivos: Hernán Migoya y David López. El primero fue sencillo, ya había medioquedado con él para el Viernes y no hubo problema para charlar un ratito al día siguiente. Sin embargo, con David tuve menos suerte. Pude hablar un poquito pero nada más. El hombre andaba bastante atareado y no pudo atenderme. De pronto, me informaron que por los stands estaba Juanjo Guarnido. Toda una sorpresa puesto que, en un principio, no estaba anunciada su presencia. Fue una incorporación de última hora, benidta incorporación...Rápidamente fuí a buscarle. Estuvo en el Salón del Comic de Avilés y fue imposible acercarse a él. En todo momento estaba rodeado de una nube de aficionados. Lo cierto es que ni lo intenté en aquella ocasión. También es verdad que había numerosos objetivos donde elegir. Tras una breve búsqueda dimos con él y, muy amable, nos atendió. La verdad es que no parecía tener muchas ganas de ponerse a dibujar; pero me hizo ese favor sin quejarse demasiado. Hay que tener en cuenta que Juanjo Guarnido se niega a realizar Sketches a los aficionados que no acudan con un comic suyo. La historia viene de atrás cuando encontró en una página de subastas uno de los sketches que dedicó en una convención. Ni que decir tiene que le sentó fatal. Además se vendió como es lógico por bastante precio. A partir de ese momento tomó la decisión de no hacer sketches a diestro y siniestro sino limitarlos a los verdaderos fans. En mi caso, hizo una excepción (yo estaba allí cubriendo el evento para un medio de comunicación) y me dibujó este fantástico Blacksad, una nueva joya para mi colección. Y ahí se acabó todo. No tuve tiempo para más. Es lo que tiene ir a trabajar a uno de estos certámenes, que uno se pierde muchísimas cosas. Es cierto que se evitan muchas y largas colas; pero por contra te tienes que conformar con uno o dos originales. Muy raro es cuando te llevas más. Además no siempre puedes coincidir con tus preferidos. En este caso me quedé con las ganas de hacerme con un sketch de Miguelanxo Prado. Le ví completar alguno y eran fabulosos. En otra ocasión será. Seguro.