lunes, 10 de diciembre de 2012

Ilustración de El Niño Gilipollas que quería volar, por JAB

Entonces encontré en internet una interesante página-blog en la que cada post era una historia protagonizada por este particular niño. Ante nosotros un mundo sencillo, divertido y a la vez imaginativo iba tomando forma casi de forma natural semana a semana. Además contaba con otro importantes aliciente que te hacía visitar la página una y otra vez. El primer comentario del post se llevaba el original de aquel día. Y, más adelante, también una chapa de "El niño gilipollas que quería volar". Yo conseguí, tras mucho esfuerzo, este divertido original.