jueves, 5 de mayo de 2016

Sketch de El Ala Rota, por Kim















La semana pasada se celebró en Vitoria la presentación del cómic El Ala Rota. A nivel nacional, fue la primera vez que lo hacían juntos los dos autores de la obra, Antonio Altarriba y Kim. Además debo señalar un dato más que positivo. Acudía por primera vez a la capital de Euskadi para disfrutar de una sesión de firmas. Normalmente los únicos lugares donde se mueve algo por aquí cerca son Bilbao y Santander. En este caso fue gracias a una de las librerías con más solera de la ciudad, Zuloa, situada en el Casco antiguo. Para allí que me fui todo ilusionado. Curiosamente los autores comenzaron a firmar antes de la presentación para aligerar trabajo. Yo estaba situado estupendamente. El cuarto de la fila. Sin embargo, la primera persona que entregó sus ejemplares a ambos autores llevaba tres. Lo cual me dejaba de golpe en sexta posición. Francamente, sigo sin entender las actitudes de algunos aficionados que se empeñan en llevar más de un ejemplar para que les hagan un sketch. Yo, por cuestión de respeto, no suelo hacerlo. A lo sumo en casos en los que las dedicatorias sean muy rápidas. Y si llevo varios, lo correcto me parece que es que me firme el primero y el resto esperar a que termine con los demás, si es que el autor lo desea. Hay gente que se piensa que tienen a los dibujantes allí para ellos solos. Como digo, no lo entiendo. Quizás en esta cuestión organizativa tendría que poner algo de orden el librero para no poner en una situación incómoda a los autores. Bueno...prosigo. Evidentemente, no dio tiempo a que Kim firmara mi libro, algo que sí hizo Antonio Altarriba. Así comenzó la presentación que fue casi una charla. Nada que ver con las que estoy acostumbrado en Bilbao donde cuesta sacar una palabra a nadie. Ya se sabe que somos bastante secos. En Vitoria la gente hacía preguntas y apuntes constantemente. Me quedé bastante sorprendido. Así el contenido del encuentro resultó más enriquecedor. Tras la charla se reinicio la sesión de firmas. En esta ocasión, dado que se mantuvo el orden anterior, yo estaba el primero. Le pasé el cómic a Kim y me dedicó un precioso dibujo de la protagonista del mismo. Sin duda, una tarde muy entretenida a la que, espero, sigan muchas más por la capital verde de Euskadi.